Perdiendo nuestras diferencias

He vivido en diferentes países, viajado por cuatro continentes y me he comunicado con personas de diferentes culturas. Caminé entre los pueblos indígenas y los hombres de ciencia europeos, y debido a estas experiencias, he tenido la oportunidad de analizar nuestras similitudes y diferencias en todo el mundo.

And girl in Indonesia at Starbucks. What is the result of losing our differences?

Una chica en Indonesia en un Starbucks. ¿Cuál es el resultado de perder nuestras diferencias?

Una de las cosas que pude concluir, y me entristece decir esto, es que cada segundo que pasa estamos perdiendo nuestras diferencias.

He visitado los mismos lugares dos veces entre no más de diez años, o cinco, incluso cuatro (dependiendo de cuál) y es sorprendente cuán rápido se vuelven más y más similares entre sí. Cada vez que visito el mismo lugar parece cada vez más como en cualquier otro lugar. Pierde sus particularidades. La gente se viste y se ve igual, quieren las mismas cosas y hasta hablan lo mismo porque ahora, donde sea que vayas, hablan el mismo idioma.

Sé que mucha gente diría que estas son en realidad ventajas del mundo moderno y no deben subestimarse. Dirían que esos lugares estaban en una posición mucho peor antes y yo podría estar de acuerdo cuando se trata de ciertos casos, pero esto se trata de las diferencias que hemos perdido, no de lo que hemos logrado al volvernos más similares. Siempre es así, ganamos algunas cosas en un lado y perdemos en el otro lado. Todas las cosas tienen múltiples aspectos, nada es solo blanco o negro y es importante conocerlos  ambos. A pesar de todos los avances en ciertas áreas, las personas se vuelven cada vez más infelices y frustradas en un mundo cada vez más similar.

Una ola de insatisfacción fluye a través de todos esos lugares que están lejos el uno del otro. Así que no puedo evitar preguntarme ¿Cómo pudo todo este supuesto progreso ser tan bueno para las estadísticas, pero tan malo para las personas?. Nadie está obteniendo lo que quieren; puedes escuchar esto en todas partes, porque no es un problema aislado sino mundial. Eso es lo que puedes ver en las calles de Santiago, Nueva York o Delhi. La gente está buscando algo que nunca obtendrán, porque la necesidad en sí misma nunca desaparece.

La vida deja de ser sobre lo que somos o lo que hacemos, sino sobre lo que tenemos. La gente quiere obtener más, poseer más y este leitmotiv está dando forma a la vida de todos. Bienvenido a los tiempos modernos. Incluso en una pequeña isla lejos de los continentes, los niños ya no sueñan con escalar una montaña o nadar toda la distancia a otro lugar, sino en comprar una motocicleta o un buen auto. Entonces me pregunto cómo van a ser todos estos lugares en veinte o treinta años, ¿se convertirá el mundo en un gran centro comercial donde se puede comprar lo mismo en todas partes? Olvidemos todos los templos de Borobudur y Prambanan y bienvenidos a las nuevas tiendas libres de impuestos en las calles de Yogyja. Quizás la próxima vez ni siquiera necesitemos probar su comida o un buen café de Sumatra porque Starbucks finalmente colonizará cada lugar en la calle de Marlboro.

Mc Donalds in Quatar.

Mc Donalds en Qatar.

De eso es de lo que estoy hablando: de poder consumir lo mismo sin importar en qué parte del mundo te encuentres. Además, de sentir la necesidad de hacerlo. El hecho de que todos estaremos esperando lo mismo, Pumpkin Latte sin azúcar extra o un Big Mac, con queso extra. Los mismos precios, los mismos colores, los mismos olores. Todos queremos lo mismo. Sin embargo, no lo estamos obteniendo; de lo contrario, estaríamos satisfechos con nosotros mismos, ¿no? Porque ya es posible encontrar las mismas cosas de consumo masivo en todo el mundo. Sin embargo, no nos sentimos mejor, menos vacíos, ¿verdad?

A Starbucks Coffeeshop in the Forbidden City in Bejing, China.

Una cafetería de Starbucks en la Ciudad Prohibida en Beijing, China.

Esto es lo que realmente está haciendo su camino alrededor del mundo: infelicidad, soledad y vacío, estos son los principales subproductos de todos estos bienes. Gente solitaria en todas partes. No hay necesidad de intercambio porque nos hemos vuelto tan fáciles de leer. Ese es el resultado cuando eliminas las diferencias. Entonces no necesita pedir más “información adicional” para conocer al otro. Apenas hay un otro. Nos estamos volviendo idénticos, de todos modos, y es por eso que nos sentimos tan separados del resto porque no hay lugar para la diferencia. No podemos expulsar este sentimiento de soledad aunque tenemos acceso a todas esas cosas y podemos comunicarnos con miles de personas. Falta algo, todos lo sabemos, pero no sabemos qué es.

Tal vez lo que nos falta, somos nosotros mismos, nos perdimos en esta gran marca y es posible que solo estemos tratando de encontrar la salida.

Share this content:

Leave a comment

Autor: María Sanhueza

Trotamundos, amando la ciencia y también las humanidades, el vino y el café. Atleta y adicta a la lectura. "Si tienes miedo de ahogarte mientras cruzas el río, que puede parecer demasiado ancho y rápido en este punto, entonces, tendrás que regresar y cruzarlo en su origen hasta que yo, tú mismo o alguien más pueda construir la base que puede dar forma a un enorme puente que hará que el viaje sea posible para todos "