Alimentación ¿Es una decisión de vida o muerte?

No es un tema menor, es algo que nos atañe cada día desde que nos levantamos, hasta el último bocado que consumimos, es por eso que como future magazine hemos decidido abordar en una serie de artículos todos los temas relacionados a la alimentación, desde su producción,  venta, consumo y lo que implica para el futuro de la humanidad.

 

Muchos son los estudios y opiniones que surgen cuando hablamos acerca de nuestra alimentación, ya sean vegetarianos, veganos, frutivoro o consumidores de carne y/o lácteos, todos tenemos una posición con respecto a esto, posición que se hace efectiva cuando vas a un restaurant o cuando compras determinados productos en el mercado, pero ¿da lo mismo con qué o de que nos alimentemos? ¿Es una decisión de vida o muerte?

“Eres lo que comes”

Es probablemente una frase muy repetida en nuestros tiempos, pues en las ùltimas décadas han surgido muchos movimientos que ponen en tela de juicio nuestra alimentación, usando como argumento los prejuicios de ciertos alimentos a la salud o, en el caso de la industria ganadera y láctea, el maltrato que sufren los animales y la forma cruel en que son asesinados para la producción de estas mercancías.

No es ajeno para nadie los altos niveles de mercurio que contienen algunos productos marinos, la gran concentración de antibióticos que tienen peces, vacunos, aves o los mismos cócteles de hormonas que son suministrados a los animales para acelerar su crecimiento y así obtener el tamaño de faenamiento mucho más rápido. Pero claro, no todo lo malo está en los animales que consumimos en nuestras dietas, pues las frutas y verduras son tratadas con pesticidas letales o cancerígenos, plantas genéticamente modificadas para acelerar su crecimiento, hacerlas resistentes a plagas y que reaccionen sólo a un determinado tipo de pesticida (suministrado por la misma empresa que realizó la modificación genética).

Entonces ¿somos un conjunto de pesticidas, metales pesados y hormonas proporcionadas por nuestra alimentación?

“Sobre producción de alimentos y hambruna”

Es extraño pensar que estamos en una época donde se produce la mayor cantidad de alimentos, históricamente, y aún siguen personas muriendo de hambre en los 5 continentes. Gran parte de estos alimentos son desechados para mantener sus precios en los mercados y se pudren en estantes o almacenes esperando a un comprador que nunca llegará, mientras tanto niños aùn mueren de inanición en África y cada noche millones de personas escarban en la basura en busca de un trozo de pan.

“Cambio climático, un factor a considerar”

Pareciera que ya no podemos sumar más elementos adversos, pero no seríamos realistas si no consideramos los efectos del cambio climático, desde la desertificación de miles de hectáreas dejándolas imposibilitadas para el cultivo, el aumento de la temperatura que obliga a cambiar los cultivos en muchos continentes, las continuas inundaciones y fríos que han matado cientos de cabezas de ganado y miles de hectáreas cultivadas.

¿Es posible tener una alimentación sustentable?

Si consideramos todos los puntos anteriores, no se ve un futuro alentador. La industria alimenticia en los últimos siglos se ha encargado de, por una parte, contaminar, alterar genéticamente los alimentos, llenarnos de hormonas, pesticidas y químicos, y por otra parte se ha encargado de destruir la flora y fauna nativa con el objetivo de convertir todo en tierra cultivable para alimentar al ganado o como tierra de pastoreo, sin duda el objetivo de la industria alimenticia actual no es el de  alimentar ni mucho menos el hacer de la producción y consumo de alimentos algo sustentable.

Hoy la humanidad se encuentra en una etapa decidora, donde las lógicas económicas actuales no dan solución a los problemas del hoy y mucho menos del mañana, si el objetivo de la industria alimenticia sigue siendo la generación de riqueza por sobre la de alimentar a la población mundial y hacer de esta actividad algo sustentable, debemos dar un paso como humanidad y superar estas lógicas de producción. Hoy tenemos la necesidad de hacer de nuestra alimentación algo sano y sustentable para con nuestro futuro y medio ambiente, dejando de consumir alimentos dañinos, prefiriendo productores locales, empresas que no dañen el medio ambiente o incluso dejando de consumir alimentos tratados con pesticidas, hormonas o alimentos que en su producción contribuyen de manera significativa al cambio climático, ya sea por los químicos que se utilizan o por las millones de toneladas de gases de efecto invernadero que implica su producción, como es en el caso de la carne.

Nuestra alimentación si implica una decisión de vida o muerte, y de no hacer un cambio significativo tanto a nivel personal como individual, estamos condenando a muerte a las distintas especies y ecosistemas de nuestro planeta y a las futuras generaciones de la humanidad.


SE UN FACTOR DE CAMBIO

Share this content:

Leave a comment

Autor: N. Toledo

Emprendedor, de formación científica, amante de los deportes outdoor y la filosofía. “Mi mayor preocupación es el sentido que tomará el futuro, como se conformara la humanidad y como garantizaremos nuestra existencia como especie”